Microrrelato: Noche, Italia y el teléfono

telefono

El anciano llevaba solo una maleta de mano con una poca ropa, un teléfono de disco tan antiguo como él y  una cobija térmica recién comprada, como ya era noche el viejo se cubrió con la manta, volvió a sacar la carta: “Aurelio, mi casa en Venecia siempre estará para lo que necesite un amigo de mi padre en esas situaciones”; Aurelio estaba a punto de quedarse dormido en el tren, cuando de repente: El teléfono comenzó a sonar.

Anuncios

Un comentario en “Microrrelato: Noche, Italia y el teléfono

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s